ACTUALIDAD

BANKIA LOS BANCOS RESCATADOS USAN LAS QUITAS DE LAS PREFERENTES PARA VOLVER A BENEFICIOS

CatalunyaCaixa, Bankia y BMN regresaron a beneficios en 2013 gracias al ‘burden sharing’ o reparto de cargas entre los tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada.

Los beneficios anuales publicados por los bancos rescatados parecen anticipar que, por fin, lo peor de la crisis financiera ha quedado atrás. Sin embargo, un vistazo a las cuentas de resultados de estas entidades muestra que parte de las ganancias atribuidas el año pasado se corresponden al ‘burden sharing’ obligado por Bruselas. Es decir, por las quitas a las preferentes y la deuda subordinada que aplicaron junto al rescate.

Un ejemplo es CatalunyaCaixa, que esta semana anunció que obtuvo un beneficio de 532,2 millones de euros en 2013, frente a pérdidas de 11.856 millones de euros el año anterior. Estas ganancias se debieron especialmente a los denominados extraordinarios, entre los que se incluyen las quitas que debieron soportar los clientes minoristas para que el banco pudiese recibir las ayudas europeas, de más de 9.000 millones de euros.

En concreto en CatalunyaCaixa, las quitas aplicadas a los afectados alcanzaron el 61% en las preferentes, el 50% en la deuda subordinada perpetua y el 11% en la deuda con vencimiento. En estos últimos títulos, los tenedores podían optar también por un canje a través de un depósito bancario tradicional con el mismo vencimiento y con un descuento sobre el nominal del 1,5% mensual hasta la fecha de vencimiento de la emisión.

El resultado consolidado final de 532,2 millones se vio influido no sólo por la gestión de los productos híbridos (preferentes y deuda subordinada), sino también por los activos fiscales, si bien las elevadas provisiones que de nuevo se vio obligada a hacer la entidad redujeron las ganancias. Sin sumar estos extraordinarios, la entidad registró un resultado recurrente de 167,8 millones de euros al cierre del año 2013.

También en BMN, que recibió 730 millones del MEDE, ha tirado de la quita a los títulos híbridos para regresar a beneficios, si bien en este caso estos descuentos se han aplicado sólo a los inversores institucionales, ya que a los minoristas les canjeó hace ya casi dos años sus productos por depósitos a plazo fijo.

Los inversores institucionales tuvieron menos suerte, con quitas que fueron del 27% a un 60%, y que ahora han permitido a la entidad presidida por Carlos Egea.

La conversión de preferentes y deuda subordinada en acciones también generó buenos resultados a BFA-Bankia, si bien el grupo no incluyó en sus cuentas el efecto de este proceso, al contrario que sí han hecho BMN y CatalunyaCaixa.

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri ganó 818 millones en 2013, de los que 509 correspondieron a Bankia, frente a las pérdidas de 21.238 millones del año anterior.

El regreso a los beneficios habría sido todavía más espectacular si el grupo hubiese incluido el efecto del canje de preferentes, ya que le generó 1.353 millones de euros que habrían disparado el beneficio hasta los 2.171 millones. La quita media de las preferentes fue de un 38%.

Back to Top