LOS BONOS CONVERTIBLES DE BANCO POPULAR SUFREN PÉRDIDAS DEL 34%

LOS BONOS CONVERTIBLES DE BANCO POPULAR SUFREN PÉRDIDAS DEL 34%

748015 copiaLOS BONOS CONVERTIBLES DE BANCO POPULAR SUFREN PÉRDIDAS DEL 34%

La entidad estudia cómo compensar a los inversores que afrontan la conversión obligatoria en acciones este noviembre, pero no ofrece una solución global.

“Nos preocupa el posible impacto que pueda tener el canje de los bonos obligatoriamente convertibles del banco”. Así se ha venido pronunciando Ángel Ron, presidente de Popular, sobre los bonos convertibles que lanzó la entidad en 2009 por importe de 700 millones. Y es que estos clientes acumulan abultadas pérdidas y minusvalías.

Sin embargo, el tiempo apremia. El canje obligatorio de estos bonos, cuyo saldo vivo se sitúa actualmente en 645,26 millones, se producirá el 25 de noviembre de este año si no se cambian las condiciones. La acción está cotizando actualmente 4,653 euros. Tal y como recordó ayer el presidente, el precio de conversión se sitúa ahora en 17,75 euros. Esto implica que el inversor va a recibir unas acciones que cotizan por debajo de cinco euros como si las pagara a esos 17,75 euros, es decir, un 73,79% más caras o, lo que es lo mismo, obtendrá unas minusvalías equivalentes a ese porcentaje, sin tener en cuenta los cupones.

La rentabilidad de los cupones si un inversor espera hasta la conversión obligatoria, es decir, hasta noviembre, se situará en el 39,88%, según datos facilitados por el banco. Por tanto, las minusvalías teóricas se reducirían al 33,91%. Dicho de otra manera, para no sufrir pérdidas, la acción tendría que revalorizarse un 34% en siete meses.

Santander sufrió un caso similar con unos convertibles que comercializó en 2007 por importe de 7.000 millones entre 129.000 clientes. El canje obligatorio se produjo en 2012 con unas pérdidas cercanas al 25%. De ahí que el banco decidiera lanzar una especie de medida compensatoria en forma de unit linked (seguro de ahorro), aunque el cliente debía poner dinero nuevo en este producto y, además, a un plazo de ocho años.

Sin solución global

Mientras tanto la entidad está iniciando contactos para ofrecer soluciones por los bonos que se canjean por acciones en noviembre.

Los directores de algunas oficinas ya han empezado a ponerse en contacto con algunos clientes para ofrecer una solución “como medida compensatoria por el quebranto provocado”. En este caso, se les ofrece un depósito al 5% a un plazo de cinco años.

Pero el banco ha decidido que no va a ofrecer una solución global a sus clientes, como ocurrió por ejemplo con Santander y sus bonos convertibles de 2007. Fuentes cercanas al banco aseguran que “sí o sí, el próximo mes de noviembre se va a proceder a la conversión de los bonos en acciones”. “Después se analizará caso por caso y se negociará de forma individual en función de la relación y el nivel de vinculación con la entidad”, añaden.

El canje obligatorio de estos bonos, cuyo saldo vivo se sitúa actualmente en 635,7 millones de euros, se producirá el 25 de noviembre. La acción está cotizando a 4,37 euros, pero el precio de conversión se sitúa ahora en 17,69 euros.

Esto implica que el inversor va a recibir unas acciones que cotizan por debajo de cinco euros como si las pagara a esos 17,69 euros, es decir, un 75% más caras o, lo que es lo mismo, obtendrá unas minusvalías equivalentes a ese porcentaje, sin tener en cuenta los cupones.

La rentabilidad de los cupones si un inversor espera hasta la conversión obligatoria, es decir, hasta noviembre, se situará por encima del 40%. Sin embargo, las minusvalías teóricas seguirían siendo altas, en cotas cercanas al 30%. Dicho de otra manera, para no sufrir pérdidas, la acción tendría que revalorizarse más de un 30% de aquí a noviembre, lo que no parece probable.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

APABANC TE ASESORA GRATUITAMENTE. ÚNETE

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK