BONISTAS DEL POPULAR HAN PERDIDO MÁS DE UN 40%, PERO PARA LA ENTIDAD HA SIDO UNA OPERACIÓN REDONDA.

LOS BONOS DEL POPULAR HAN SUPUESTO PÉRDIDAS DE MÁS DE UN 40% PARA LOS INVERSORES, PERO PARA LA ENTIDAD HA SIDO UNA OPERACIÓN REDONDA

Banco Popular gana 380 millones con la conversión

La entidad captó 700 millones por los que ha tenido que pagar 300,3 millones en intereses y 19,9 millones por el coste de la emisión de acciones nuevas, 320,2 millones en total. De haber recurrido a un bono simple habría tenido que devolver el principal al vencimiento, 700 millones, y pagado un 3%, unos 147 millones en intereses.

En 2009, Banco Popular lanzó una emisión de bonos subordinados obligatoriamente convertibles en acciones con vencimiento en 2013. Un instrumento financiero calificado en el propio tríptico de “producto complejo y de alto riesgo”. Posteriormente, propuso a esos bonistas un canje de estos por otros bonos con mayor rentabilidad y que vencían en noviembre de 2015.

La entidad consiguió captar más de 700 millones de euros de unos 24.000 bonistas, según datos ofrecidos por la entidad. A fecha de vencimiento (25 de noviembre de 2015), el saldo vivo de esta emisión; es decir, gente que aún seguía con el dinero en este producto, era de unos 613 millones de euros.

Si se atiende a los intereses abonados y el coste de convertir en acciones, el negocio para Popular resulta positivo ya que ha conseguido ganar 380 millones de euros gracias al convertir en acciones el principal. Durante los cuatro primeros años, entre 2009 y 2012, el banco remuneraba a Euríbor a 3 meses + 4%. Una rentabilidad anual que osciló entre el 6,859% hasta el mínimo que marcó del 4,7%. Así, en intereses el primer año abonó 48 millones, el segundo 32,9 millones, el tercero 35 millones y el cuarto 37,4 millones.

En 2012 se ofreció a los bonistas canjear por unos nuevos bonos con ventanas trimestrales de liquidez y con un interés anual del 7%. Así, el banco, grosso modo, tuvo que pagar anualmente unos 49 millones de euros. Solo en intereses durante estos siete años ha tenido que repartir 300,3 millones de euros.

Al vencimiento no se devuelve en dinero, el banco no tiene que reintegrar los 613 millones que hay de saldo vivo, sino que da acciones a los bonistas. Si se atiende a la cifra de canje de 56 títulos por cada 1.000 euros a un precio de 17,61 euros por acción (ahora los títulos de Popular cotizan a 3,335 euros), el banco tendrá que emitir 34,81 millones de acciones nuevas.

El valor nominal de las acciones de Banco Popular es de 0,5 euros, por lo que esos 34,81 millones le supondrán un “gasto” de 17,4 millones de euros. Aunque en las distintas ventanas, los inversores que decidieron convertir esos bonos también recibieron acciones. Esto le ha supuesto emitir 4,94 millones de euros, unos 2,5 millones de euros. Sumados los 300,32 millones en intereses y los 19,87 millones en acciones, el coste ha sido de 320,2 millones de euros.

Una operación redonda ya que consiguió captar 700 millones de euros y el coste fue de, a grandes cálculos, unos 320,2 millones de euros. Precisamente en 2009, Banco Popular colocó 2.000 millones de euros en deuda con el aval del Estado a un interés del 3%, una rentabilidad muy por debajo de la ofrecida a los bonistas, y a tres años. Extrapolando estos datos, los 700 millones captados a los bonistas habrían supuesto un coste de 147 millones de euros en intereses.

PÉRDIDAS DE MÁS DEL 40% PARA LOS BONISTAS

Los bonistas que optaron por este tipo de productos acumulan pérdidas de en torno a un 45%. Esta cantidad es la diferencia entre los que han ingresado por los intereses y lo que han perdido en el canje del principal por acciones, que se ha hecho a un precio fijo de 17,61 euros cuando las acciones cotizan por encima de los 3 euros (-80%). Una bomba para los ahorradores, ya que la conversión estaba prefijada con años de antelación y no a precio de mercado.

Ante estas pérdidas que acumulan los ahorradores y el aluvión de demandas que podría tener que enfrentar el Popular, la entidad presidida por Ángel Ron ha ofrecido depósitos de hasta el 4% y algunas condiciones ventajosas a los afectados para intentar compensar.

Los tenedores de bonos tenían hasta el pasado 25 de noviembre para el canje obligatorio en acciones. Pero estos nuevos títulos no estarán a disposición de sus dueños hasta dentro de tres semanas. La entidad dispone de 30 días naturales para tramitar las nuevas acciones y que estas estén en circulación en la Bolsa española.

Si Usted es un afectado por la conversión de Bonos / Obligaciones Convertibles de Banco Popular en acciones, y quiere que le asesoremos sobre las opciones que tiene para recuperar el 100% de su inversión, pongase en contacto con APABANC y le informaremos y asesoraremos gratuitamente.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

APABANC TE ASESORA GRATUITAMENTE. ÚNETE

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK