captura-de-pantalla-2017-01-04-a-las-13-34-32CLÁUSULAS ABUSIVAS EN LOS PRESTAMOS HIPOTECARIOS

Desde APABANC le asesoraremos sobre cómo tramitar su reclamación para recuperar todos aquellos gastos indebidamente abonados al Banco en la constitución de la escritura hipotecaria

El Tribunal Supremo ha confirmado la abusividad de ciertas cláusulas contenidas en las escrituras hipotecarias, que imponen al consumidor el abono de los gastos derivados de la constitución de las mismas o gastos de la escritura hipotecaria, es decir, los del notario, los del Registro de la Propiedad, los de la gestoría (cuando es la propuesta por el banco) y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados . El tribunal entiende que estos gastos deberían asumirlos los bancos en su totalidad o, al menos, la mitad, porque son las entidades las interesadas en registrar la escritura hipotecaria. La Audiencia Provincial de Zaragoza, y distintos juzgados españoles ya han dado la razón a los clientes.

A partir de esta sentencia del Supremo de diciembre de 2015, los afectados pueden recuperar una parte de los gastos de  constitución de su escritura de préstamo hipotecario.

Considera el Tribunal Supremo que cláusulas como éstas no permiten alcanzar una mínima reciprocidad en la distribución de los gastos producidos como consecuencia de la intervención notarial, a pesar de que la aplicación de la normativa reglamentaria permitiría una distribución equitativa. En definitiva, se trata de estipulaciones que ocasionan al cliente un perjuicio, y que no hubieran sido aceptadas razonablemente en el marco de una negociación individualizada, de manera que devienen abusivas.

Por tanto, en función de cómo estén redactadas y hayan sido aplicadas, en una escritura hipotecaria pueden encontrarse multitud de cláusulas abusivas de este tipo, cuya declaración de nulidad puede suponer para consumidor la recuperación de buena parte de los gastos que abonó al obtener su préstamo hipotecario, o, incluso, de los generados durante la vigencia del mismo.

En una hipoteca de 150.000 euros, estos gastos son la constitución ante notario (unos 425 euros), inscripción en el registro (122 euros) y el pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (en torno a 2.550 euros). De media, unos 3.100 euros.

Para recuperar los gastos cobrados indebidamente, APABANC recomienda a los consumidores afectados accionar por la vía judicial, de la misma forma que ocurre con la cláusula suelo.

 

APABANC TE ASESORA GRATUITAMENTE. ÚNETE

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK