EL TRIBUNAL DE CUENTAS DE LA UE DETECTA DEFICIENCIAS Y FALTA DE TRANSPARENCIA EN LA JUR TRAS LA LIQUIDACIÓN DEL POPULAR

El Tribunal de Cuentas de la UE ha advertido de serias deficiencias en la Junta Única de Resolución (JUR), que dirige la alemana Elke König. La polémica intervención del Banco Popular ha provocado un aluvión de demandas de los miles de afectados por el cierre del banco, hasta el punto de que el panel al que se envían esos recursos se ha colapsado.

La JUR ha recibido también duras críticas por falta de transparencia: se niega a publicar los informes en los que se basó para echar la persiana del banco. La propia König pudo precipitar la intervención, según sus críticos, con unas desafortunadas declaraciones a agencias internacionales. Los auditores europeos, más allá de todo eso, detectan serias deficiencias operativas en el funcionamiento del organismo, comprometido por “la grave de falta de personal”, que afecta a la preparación de los planes de resolución bancarios. Esos planes, según el informe, incumplen los estándares de calidad y están incompletos: carecen de la información necesaria para demostrar que la viabilidad de un banco no es posible.

Intervención de Banco Popular

La JUR intervino el Popular la madrugada del 7 de junio. El BCE declaró inviable la entidad por problemas de liquidez y el Popular se vendió al Santander por un euro: los accionistas y los bonistas de peor calidad perdieron hasta la camisa. Los auditores identifican varias lagunas por la falta de personal, aseguran que los planes de resolución de las principales entidades bancarias de Europa están incompletos, critican la falta de coordinación con las autoridades nacionales y reclaman un nuevo arreón legislativo para completar la normativa a la que está sujeta la JUR, incluidos los requisitos de fondos propios y pasivos admisibles.

“La creación de la JUR desde cero supuso un gran desafío, y si bien sus ineficiencias deben verse en ese contexto, aún queda mucho camino por recorrer”, ha explicado Kevin Cardiff, miembro del Tribunal de Cuentas europeo. Fuentes de la junta de resolución aseguran que muchos de esos desafíos ya se han solucionado. Además, destacan que los planes de resolución estarán completados “en 2020”.

La junta se creó hace tres años y tiene responsabilidades sobre los 140 bancos sistémicos de la UE, entre ellos en torno al 90% de las entidades españolas. Se trata del organismo que debe asegurarse de que un banco puede cerrarse sin provocar inestabilidad en el sistema financiero. Pero el informe de los auditores es demoledor: pese a que tanto el Gobierno español como el BCE y la Comisión han aplaudido la operación que supuso el cierre del Popular, la auditoría revela una situación “especialmente grave” por la falta de expertos, apenas 60 personas a tiempo completo, “una cifra que parece baja dado el tamaño y complejidad de algunas entidades”. La JUR sostiene que pretende contar con más de 400 personas en plantilla en 2020. El tribunal de cuentas critica, además, que la institución que preside König se haya negado a facilitar informes para la auditoría.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

APABANC TE ASESORA GRATUITAMENTE. ÚNETE

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK