LA SUBIDA DE LA BOLSA SALVA A ALGUNOS ‘ACCIONISTAS FORZOSOS’ DE CAN Y BANCAJA

LA SUBIDA DE LA BOLSA SALVA A ALGUNOS ‘ACCIONISTAS FORZOSOS’ DE CAN Y BANCAJA

LA SUBIDA DE LA BOLSA  SALVA A ALGUNOS ‘ACCIONISTAS FORZOSOS’ DE CAN Y BANCAJA

El canje de preferentes ofrecido por Sabadell ya da beneficio mientras que el de subordinadas de Bankia lo roza

El optimismo reinante en la Bolsa está permitiendo que algunos de los clientes valencianos afectados por las preferentes y las subordinadas vuelvan a tener el dinero que invirtieron en productos que creían seguros. Los beneficiados de la subida bursátil son los clientes de la CAM que tenían participaciones preferentes y los de Bancaja con obligaciones subordinadas que realizaron el canje el pasado mayo.

En ambas emisiones se realizó un cambio por acciones de Sabadell y Bankia, respectivamente. Por contra, no han tenido la misma suerte el resto de clientes de Bankia cuyos canjes de preferentes o subordinadas se realizaron antes de que el Estado entrara en la entidad capitaneada por Goirigolzarri. Estos han visto como su inversión se ha revalorizado pero aún sufren enormes pérdidas. Para este tipo de clientes, Bankia ofreció el arbitraje mientras que los despachos de abogados proponen la vía judicial. También se quedan fuera de esta euforia bursátil los afectados por las preferentes y las subordinadas de Banco de Valencia.

La evolución bursátil del Bankia y Sabadell ha dado un respiro a algunos clientes de Bancaja y la CAM. El caso más positivo es del Sabadell. El 30 de julio de 2012 realizó un canje de preferentes de la extinta caja alicantina. En aquel momento, se aplicó una quita de hasta el 40%. Los clientes que vendieron las acciones del Sabadell en ese momento sufrieron, por tanto, unas pérdidas del 40%. La entidad presidida por Josep Oliu ofreció unos cupones que se cobran cada trimestre si no se venden las acciones. Cada cupón supone un ingreso del 1,5% de la cantidad invertida en el inicio. Desde que se realizó el canje, los clientes preferentistas han recibido un total de cinco pagos por lo que la pérdida sufrida ha pasado del 40% al 32,5%.

A este factor hay que añadir la revalorización que ha experimentado la acción en el último año, que ha pasado de los 1,57 euros que cotizaron las acciones el día del canje a los 2,03 a los que cerró este viernes. Si se suma la revalorización bursátil y los cupones recibidos, los preferentistas de la CAM podían recuperar el dinero y obtener beneficio el pasado viernes.

El caso de Bankia es parecido. Los que tuvieron la suerte de realizar el canje después de que el Estado entrara en la capital de la entidad (por lo que no sufrieron ni el split ni el desplome de la acción) obtuvieron una quita del 10% y acciones por el precio de 0,48 euros por lo que por cada 10.000 euros de deuda subordinada pasaron a tener 3.193 euros. Esto ocurrió el 28 de mayo de 2013 y la pérdida que habían sufrido estos clientes era del 68,07%.

Pasados menos de ocho meses, y según la cotización de la acción de Bankia de este viernes, la pérdida se ha reducido notablemente hasta el 14,16%. Mientras que en mayo tenían 3.193 euros ahora sus acciones valen 8.583,66 euros.

En el caso de los accionistas de Banco de Valencia, la evolución de su inversión es contradictoria. Por un lado, la acción de Caixabank ha subido un 61% desde abril del año pasado, lo que en sí supone una gran revalorización para los que ya eran accionistas de esta entidad. En ese momento, se anunció que por cada 479 acciones de Banco de Valencia se recibiría una acción de Caixabank. Por tanto, los que eran accionistas de Banco de Valencia también ha experimentado una revalorización de su inversión del 61% aunque, para este caso, supone de valorar la acción en 0,00553 euros a 0,00888 euros, por lo que el precio aún está por debajo del céntimo de euro.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

APABANC TE ASESORA GRATUITAMENTE. ÚNETE

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK